Iquique, 26 de septiembre de 2020

Ante el arribo de buses con ciudadanos extranjeros a la región de Tarapacá, quienes han ingresado al país por pasos no habilitados y deberán cumplir la cuarentena preventiva de 14 días en albergues habilitados en la comuna de Iquique, el Colegio Médico de Iquique declara lo siguiente:

Las consecuencias sanitarias que puede traer esta situación pueden ser gravísimas y no evitará que la pandemia continúe.

La falta de control riguroso en nuestra frontera con Bolivia está provocando que este hecho se vuelva una costumbre y que cada vez que ingresen habitantes de manera ilegal nuestra población de Tarapacá corra un riesgo sanitario, al igual que el Hospital de Iquique y la red asistencial que durante la pandemia ha estado al borde del colapso.

El ingreso de nuevas personas a la región aumenta la posibilidad que el virus se expanda y se generen rebrotes, por lo que nuestras chances de poder avanzar de fase en el Plan Paso a Paso disminuyen, en vez de tener oportunidad de desconfinar las comunas de Iquique y Alto Hospicio, las que se han mantenido en cuarentena por más de 4 meses.

Como Colegio Médico creemos que las autoridades deben realizar todas las gestiones necesarias para que los ciudadanos extranjeros que ingresan de manera ilegal al país retornen a sus respectivos países, una vez cumplido el plazo de cuarentena preventiva de 14 días.

Por último, hacemos un llamado enérgico al Intendente de la región, Miguel Ángel Quezada, y al Jefe de la Defensa Nacional de la región, General Guillermo Paiva, a poner mano dura en el control fronterizo. No podemos poner en riesgo nuestra población cada vez que ingresan ciudadanos extranjeros de manera ilegal a Tarapacá.

Directiva Regional Colegio Médico Iquique